miércoles, 29 de abril de 2009










Cuando sea temprano para soñar
Y tarde para dejar de hacerlo;
Con mis dedos ir despacio y descubrirte,
Hombre de los misterios.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bellos como siempre. es un gusto sentir tus versos. acariciar el alma escrita en tus espacio..

te dejo mis saludos fraternos con mucho cariño, siempre

un abrazo inmenso y tierno..

besos muchos..

moderato_Dos_josef dijo...

Bello post Lucía. Por cierto, te agradezco mucho que hayas leído mis relatos presentados a concurso. UN abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez me intrigas más.

Besos.