lunes, 16 de marzo de 2009

Busco aquellas palabras de amor

que se quedaron empolvadas en un cajón.

Busco el perfume de tus besos

que se quedaron impregnados en mi piel…

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

WOW bellos, muy bellos versos...

saludos fraternos
un abrazo con cariño inmenso

beso

TORO SALVAJE dijo...

Puede que mejor olvidas el cajón y sales a la calle, también hay otros perfumes y otros besos.

Más besos.