miércoles, 5 de noviembre de 2008

Desperté cansada mi piel.

Y un sabor a ti en mi boca

Y un deseo de volver amar.

Supongo que tu a lo lejos

Sonreías…

5 comentarios:

salvochea dijo...

Siempre quedan restos en la piel, en la boca, en los sueños.

Uno de Cádiz, desde El Bierzo.

Buscad la belleza.

Mar y ella dijo...

Vólveras amar,imposible que una belleza de persona como tu no vuelva a sentirlo,seguro la vida en alguna de sus vueltas te tiene un nuevo amor...
besitos.

Max dijo...

Y quién no sonreiría?
Preciosas palabras.

Besazos, guapa

Adolfo Payés dijo...

Bellos poema me gustan tus poemas.. este tu rincón tan bello y tierno no lo tengo en mi lista de blog así es que me lo llevo inmediatamente al mio así podre visitarte mas seguido

saludos un abrazo

LUCIA-M dijo...

gracias por entrar en mi rincón,
oscuro...
un beso a los cuatros.