martes, 13 de enero de 2009

Puedo dibujar tu boca

con los ojos cerrado…

También tus manos,

tus besos robados…

Pero me cuesta dibujar

Tu cobardía….

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Wow bello , poema nos entregas, me lo llevo conmigo...

saludos fraternos

irene dijo...

Cuántas cosas se pierden o se destruyen por la cobardía, y cuando eres consciente de ello, casi siempre es demasiado tarde.
Preciosos tus blogs, Lucía, vengo de dar una vueltecita por el otro.
Ayer regresé de Jerez, vi el mar en Sanlúcar, me encante el mar, ya estoy en Madrid, pero no nieva, me lo perdí.
Muchos besos.